El carácter ligero e imaginativo de la arquitectura textil es un tipo de protección solar que responde a la necesidad de estructuras ligeras que aportan la robustez de las construcciones de obra. Bien para completar edificios, o bien, por ellas mismas, para el uso de espacios exteriores.

La arquitectura textil se representa básicamente por superficies de tejido estáticas conseguidas por la tensión de las mismas mediante la combinación de estructuras de acero (mástiles) y tirantes de cables.

Es un tipo de solución de protección solar muy singular, con la posibilidad de diseñar infinitas formas tridimensionales (laxas, aéreas, triangulares, paraboloides hiperbólicos, conoides de revolución, etc).

Las aplicaciones de la arquitectura textil van desde las pequeñas membranas textiles tensadas para terrazas privadas y jardines hasta las construcciones más complejas simulando a las grandes construcciones de obra.

Tejidos tensados

Las membranas de las tenso estructuras se caracterizan por presentar una doble curvatura que hace que adopten formas tridimensionales. Gracias a la tecnología y a la ayuda de programas informáticos es posible diseñar y calcular el patronaje idóneo del tejido para una óptima resistencia ante las condiciones meteorológicas.

Los diferentes tejidos como la fibra de poliéster con recubrimiento de PVC ya sea fabricado en masa como micro perforado son los tejidos ideales que aportan a las tenso estructuras formas imaginativas de gran belleza plástica y total efectividad.  Los numerosos tratamientos y características de resistencia que poseen los tejidos, los hacen ideales para resistir al exterior ante condiciones climáticas severas.

Gracias al tejido como elemento de cubrición y por su aspecto ligero y original posee un alto grado de adaptación a cualquier entorno.

Estructuras ligeras

Las estructuras de las superficies tenso estáticas compuestas de mástiles y cables trenzados de alta resistencia, diseñados y calculados por ingenieros y arquitectos textiles representan el esqueleto de  tensión de las membranas textiles.

Estructuras de acero galvanizado, de acero lacado y acero inoxidable aportan la posibilidad de ofrecer distintos acabados.

Resultando estructuras con carácter sugerente realzando la ligereza de las lonas tensadas.